Hábitos de estudio: Aprende algunas estrategias para optimizar tu tiempo y ser un gran estudiante.

Poner en marcha buenos hábitos de estudio, así como el uso de algunas técnicas apropiadas, se convierten en puntos clave para que un estudiante logre alcanzar el éxito en todo lo que se propone y en lo que deba afrontar a lo largo de su vida académica.

Por este motivo, los hábitos de estudio se convierten en un as bajo la manga para aquellos niños, adolescentes, universitarios y adultos que deben estudiar con mucha frecuencia para obtener buenos resultados.

Sobre todo al momento de presentar exámenes, ya que de lo contrario resultará muy complicado aprobar estos, e incluso, que tu proceso de aprendizaje sea casi nulo.

Relacionado: Importancia de la lectura: 12 beneficios que adquieres al leer

Y es que el éxito académico y la seguridad con la que tú tendrás que asumir los cursos o materias que curses durante tu proceso académico.

Además de los exámenes, dependerán siempre de la planificación que tú le dé a tus estudios, de su organización y sobre todo, del tiempo que le dediques.

Así como de disponer un buen material y el saber controlar tu estado emocional, ya que aunque sepas de la a la z cualquier tema, si tienes problemas cada vez que debes presentar un examen, desafortunadamente los resultados no serán los esperados.

Esto será un tema para un próximo artículo.

¿Sabías qué? Existen varias investigaciones que están enfocadas en la vida académica de los estudiantes y en los logros o fracasos que estos alcanzan, los cuales concluyen que la falta de hábitos de estudio contribuye de manera notable en la obtención de esos buenos o malos resultados.

Créenos, no exageramos al momento de hablar de un tema tan importante como este, así que ya sabes, la forma en como asumas tus hábitos de estudio marcará tu camino hacia el éxito académico.

Incluso por encima de tu capacidad de memoria o inteligencia que tengas, y si quieres ser un estudiante intachable, esta entrada de Mente Didáctica es para ti.

¿Qué son los hábitos de estudio?

habitos-de-estudio1.jpg

Como has visto en las líneas anteriores, los hábitos de estudio hacen relación a la mejor y más potente y más potente estrategia hacia el éxito académico.

Para ser un buen estudiante no basta con ser inteligente o con tener buena memoria, ya que lo que determinará nuestro buen desempeño académico es el tiempo que le dediquemos a nuestros estudios.

Así como la forma adecuada en la que asumamos, y esto solo lo podemos lograr a través de buenos hábitos de estudio.

Te has dado cuenta cómo durante la época del colegio, nos enseñaron a ir incorporando hábitos de estudio de forma sistemática, los cuales eran enseñados de forma directa.

Teníamos unos profesores que nos revisaban los cuadernos, nos tomaban asistencia y les contaban a nuestros padres todos nuestros movimientos académicos.

Cuando llegamos a la universidad, nos damos cuenta si bien tenemos más responsabilidades, más niveles de exigencia, vemos más contenidos y nuestro entorno deja supervisarnos.

Tanto que prácticamente dejan a nuestro albedrío si queremos estudiar, ir a clases o incluso presentar exámenes, obvio con sus consecuencias, pero en sí descubrimos que el modelo pedagógico cambió.

Relacionado: Cómo hacer una tesis: acerca tus sueños

Es aquí, en esta etapa universitaria, cuando solemos descubrir si tenemos buenos o malos hábitos de estudio.

Quienes empiezan a tener resultados algo negativos, intentan mejorar sus estrategias para organizar su tiempo, tener una forma correcta de tomar nota, investigar técnicas para aprender a buscar, y seleccionar información.

Además poner en práctica consejos para concentrase más, etc. mientras que quienes ven la otra cara de la moneda, buscan potencializar sus técnicas para mejorar sus resultados académicos.

Sea cual sea la situación, en ambos casos la característica en común es que están en busca de conocer y entrenarse con nuevos hábitos de estudio que fortalezcan y faciliten nuestra habilidad para aprender.

No te preocupes que en esta entrada de Mente Didáctica te enseñaremos cómo hacerlo.

10 hábitos de estudio para ser un estudiante exitoso

A lo largo de toda nuestra vida académica nos encontramos siempre con algún compañero de clase que era súper inteligente, sacaba las mejores notas y de alguna u otra manera envidiábamos esos resultados, o ¿No es así?

Desafortunadamente muchos de nosotros nos desmotivamos al no ver resultados diferentes y pese a que nos esforzamos demasiado, siempre hay alguien que está por encima nuestro.

¿Qué hay de diferente en ellos?, ¿Será la genética?, ¿Compran los profesores?, ¿Qué es lo que pasa?

Pues bien, para tu tranquilidad, no es ni lo uno ni lo otro, simplemente es bastante probable que sus hábitos de estudio sean mejores que los tuyos.

Si analizamos los hábitos de estudio de los estudiantes que alcanzan excelentes notas, sin importar que sean estudiantes de colegios o universidades, nos damos cuenta que tienen varias cosas en común.

Estas nos dicen que hay una ruta y un camino que nos conduce al objetivo de ser un estudiante exitoso.

Mente Didáctica quiere compartir contigo estos hábitos de estudio exclusivamente para ti. 

1. Debes realizar un plan de estudio: aunque puede parecer que muchas personas tienen este hábito, lo cierto es que son pocos los que lo ponen en práctica.

Precisamente, esos pocos son esos estudiantes que sacan Excelente, 5.0 o 10 en todo lo que hacen.

Si por cosas de la vida sientes que estás lleno de mucho trabajo y esto ya te tiene agobiado, lo mejor será que organices una agenda en la que por orden de prioridad vayas ejecutando cada una de esas tareas.

Créenos, esto te ayudará a tener algo más de motivación y, sobre todo, te ayudará a tener un poco más de concentración.

Relacionado: Trabajos Desde Casa: Conoce Las 7 Mejores Opciones Para Ser Libre

2. Crea tus propios apuntes: en muchas ocasiones solemos comprender más algún tema cuando somos nosotros los que escribimos lo que vamos entendiendo.

Es muy probable que muchos libros o sitios web que consultes, tengan un lenguaje técnico que pueda dificultar ese proceso de entendimiento.

Desde Mente Didáctica te aconsejamos que crees tus propios recursos cada vez que tengas que estudiar.

Crea tus propios mapas conceptuales, tus propios textos, tus propios gráficos, etc.

3. No te quedes con las dudas, ¡Pregunta!: ¿Quiénes son los que más levantan la mano y preguntan en clase?

Son los estudiantes a los que les va muy bien en clases, ¿Verdad?

No te quedes con llegar a la clase temprano, prestar atención, escuchando lo que dicen y tomando nota de esas palabras; involúcrate en esa experiencia de aprendizaje haciendo preguntas y consultando todas tus dudas.

Además, si eres de las personas a las que les da pena participar en público y prefieres mantener un bajo perfil, recuerda que las preguntas no solo puedes hacerlas en una clase.

También puedes hacerla fuera de esta o puedes crear un grupo de estudio con otros compañeros en donde se aclaren las dudas entre todos ustedes.

4. Cuéntate a ti mismo lo que estás aprendiendo: no hay nada como una buena conversación con uno mismo y por este motivo, además de reforzar tu memoria para el largo plazo, es que le cuentes y repases con tu otro yo, todo lo que has aprendido y repitas eso un par de veces.

Es algo así como hacer un repaso sobre esos temas que estás estudiando, de esta manera irás grabando en tu mente cada uno de esos detalles y los irás teniendo presente de modo que se facilitará todo el proceso de aprendizaje.

habitos-de-estudio2.jpg

5. Aplicar lo que has aprendido a tu vida cotidiana: ser un buen estudiante no es solamente sacar buenas calificaciones, aprobar los exámenes con nota perfecta o estudiar todos los días en casa.

La clave está en comprender conceptos y analizar de qué manera se podrían aplicar esos conceptos en tu vida cotidiana.

Eso lo saben los estudiantes más destacados de tu colegio o universidad y es uno de sus secretos para ser tan buenos en todo lo que hacen.

6. Estudiar como si se tratara de un examen: existe una buena forma de asegurarnos que sí estamos aprendiendo lo que hemos estudiado y es hacer una especie de evaluación sobre lo que aprendiste cada vez que finalices tu jornada de estudio.

Diseña preguntas y obviamente respóndelas sin ayuda de apuntes, libros o el Internet. Asimismo, no olvides ponerte un tiempo.

Esto además de comprobar tu conocimiento, te ayudará a enfrentarte a los exámenes y en caso de que esa palabra te produzca temor, te ayudará a enfrentarlo.

7. Debes aprender de los errores: Este consejo no solo aplica para tu vida, sino también para tus estudios.

Revisa tus exámenes anteriores o los ejercicios de clase en los que te equivocaste, mira y analiza qué fue lo que salió mal, hasta que entiendas y comprendas realmente cómo corregir esas equivocaciones.

Las personas exitosas siempre analizan cada una de sus equivocaciones para no repetirlas.

Relacionado: Preguntas para una entrevista: Cómo estar preparado

 8. Descansar es un asunto fundamental para los buenos estudiantes: Te gusta mucho este punto, ¿Verdad? Hay quienes piensan que llenarse de información para aprender mejor resulta efectivo.

Sin embargo, lo único que están haciendo es sobrecargar de información nuestro cerebro y esto quiere decir que retendrá poca información.

Está bien si quieres aprenderte una enciclopedia completa, pero hazlo por partes, dale un respiro a tu mente.

Estudia, descansa, estudia, descansa y así sucesivamente. Vas a ver cómo esta técnica te resulta mejor.

 9. Dormir al menos seis horas: No todo puede ser estudio y trasnocharse estudiando. ¿Sabías que el cansancio es el enemigo número uno de la excelencia? Esto tiene una explicación lógica.

Cuando duermes lo necesario, tu cerebro procesa la información que ha aprendido durante el día, y aunque suene raro, lo cierto es que entre más duermas, más aprendes.

Obvio no se trata de que duermas 20 horas y estudies 4, pero en realidad, los estudiantes exitosos reconocen y saben lo importante que es un buen descanso.

10. Estar actualizado de los temas que te apasionan: Los buenos estudiantes aprenden porque disfrutan estudiando y no por obligación.

Una costumbre en ellos es que están actualizados de la información que les gusta. Por ejemplo, si estás estudiando Comunicación Social debes saber cuál es el día a día nacional y las principales noticias a nivel internacional.

Debes mostrar interés por esas temáticas que están relacionadas con lo que estás estudiando.

Finalmente, creemos importante señalar y aclarar que cada uno de nosotros tiene su manera de estudiar y aprende a su manera.

No tienes que seguir estos pasos al pie de la letra si consideras que haciéndolo de otra manera obtendrás un mejor resultado.

Eres libre de escoger cuáles son los mejores hábitos de estudio. Además, los buenos estudiantes se caracterizan por buscar y experimentar nuevas maneras de aprender, así que acá solo compartimos una que esperamos sea de gran utilidad para ti.

Un curso en Udemy para potenciar tus hábitos de estudio

habitos-de-estudio3.jpg

Si quieres mejorar tus técnicas de hábitos de estudio, queremos compartirte un curso de la popular plataforma Udemy, en donde te propondrán algunas estrategias básicas que, con algo de esfuerzo, podrán ayudarte para que optimices tu tiempo de estudio.

Si eres de los que considera que tienes que mejorar la forma en cómo estás estudiando, te invitamos a que conozcas y te inscribas en este curso.

Técnicas de Estudio. Multiplica tu motivación para estudiar

En este curso te ilustrarán sobre cómo funciona el ciclo de la motivación humana, y cómo sacarle el mayor partido a cada una de las etapas por las que todos pasamos.

Te explicarán la importancia de ponerte metas poderosas a corto, mediano y largo plazo, así como los objetivos diarios y por sesión de estudio, además de mostrarte la manera óptima de hacerlo.

Relacionado: Cómo Crear Un Sitio Web: Guía Paso A Paso

Asimismo, aprenderás a identificar las razones por las que estás desmotivado, para luego convertirlas en motivadores, así como los métodos para maximizar la intensidad de tus razones para estar inspirado a avanzar.

Este curso compartirá contigo los motivadores externos más poderosos que puedes utilizar, así como los trucos más efectivos para mantener los más altos niveles de motivación.

A través de técnicas como la gamificación, que te enseñan a aprender jugando, y el uso de la regla 80/20 para motivarte a través del alcance altamente acelerado de resultados.

Cara conocer más sobre este curso, puedes hacer clic acá.

 

¿Quieres recibir información como esta en tu correo electrónico? ¡Suscríbete!

¿Sabías que siendo anfitrión de Airbnb puedes pagar tus estudios sin salir de casa? Ingresa aquí para descubrir cómo hacerlo.