Cómo estudiar para un examen: Aprender a conquistar tus metas

¿Cómo estudiar para un examen? Una gran pregunta que se plantean siempre las personas que tienen malas calificaciones, o bien, las que saben que su rendimiento académico no es lo suficientemente avanzado.

Algunos piensan que para obtener altas calificaciones hace falta ser un genio y estudiar todos los días, diciéndole adiós a los hobbies y la tranquilidad.

Tu vida realmente no tiene porque ser así. El estudio hace parte esencial de la vida porque te abre la mente y te ayuda a entender tu lugar en el mundo.

A medida que creces necesitas madurar a través del conocimiento.

Pero tu mundo no tiene porque centrarse en las notas académicas, mientras conozcas a la perfección cómo estudiar para un examen.

Por eso, si eres de las personas que se estresa ante la sensación amenazante de un examen, en este artículo conocerás todo lo que necesitas para tener los mejores hábitos de estudio.

Aquí te sumergirás de una manera profunda en cada uno de los contenidos que serán evaluados.

A partir de hoy, cómo estudiar para un examen será algo que te será más divertido de asumir.

Dile no al ESTRÉS

El primer factor de bloqueo que tiene un estudiante a la hora de Cómo estudiar para un examen, se encuentra en sus niveles de estrés y ansiedad.

Son muchos los que asumen el estudio como un autentico calvario, porque a medida que van estudiando, su mente no deja de maquinar sobre su futura calificación.

“Si al menos alcanzo un 3.7 podré aprobar la asignatura”.

Y esa idea empieza a saturar todos los canales de atención.

El asimilar un contenido se simplifica solo en la esencia de una nota, pero no en lo que tiene para ofrecer el conocimiento.

En vez de convertir las matemáticas en algo que desafía tu entendimiento o descubrir porque la energía atómica puede devastar una ciudad en un solo segundo, el estudiante se enfrasca en el estrés.

Por eso, si a la hora de cómo estudiar para un examen te sientes saturado mentalmente, si sabes que vas a empezar a cavilar sobre tu futura calificación, lo mejor es que salgas a la calle, tomes aire, te comas un helado y regreses con una actitud más positiva.

Mientras con una sonrisa en tu cara debes afirmarte a ti mismo: “Daré todo mi esfuerzo en este examen sin importar el resultado”.

El horario de estudio

como-estudiar.jpg

Así como ya tienes una actitud férrea de que puedes consagrarte al estudio, debes establecer un horario exclusivo de estudio.

Se trata simplemente de que puedas definir el tiempo en el que te dedicarás a repasar los contenidos, o bien, a realizar los ejercicios académicos, tal como ocurre con materias como las matemáticas, la física y la química.

El horario, frente al Cómo estudiar para un examen es algo realmente vital e importantísimo, en tanto te otorga la misma sensación que experimentas cuando sabes que vas a jugar un partido de fútbol con tus amigos durante una hora, o bien, cuando sales al cine con tu pareja.

Al establecer un horario, tu mente se apropia de esas dos o tres horas, asumiendo el estudio con calma.

La sensación de que tienes todo ese tiempo libre que tú has determinado, sumado a la tranquilidad del deseo de aprender, evitará que estés luchando contra los minutos y contra la sensación de que se van agotando las horas para el examen.

Aun cuando el examen se realice en el mismo día, una o dos horas como máximo son suficientes para hacer un buen repaso.

El espacio de trabajo

Y claro estudiar para un examen no podría ser un éxito si no tienes en claro cuál será el espacio en el que centrarás toda tu actividad lectiva.

Se necesita de un espacio muy bien iluminado, que resulte lo suficientemente cómodo para que puedas estudiar con calma.

Es importante por lo mismo que apagues la radio o pauses la música de tu smartphone, a menos que sea música de relajación para estudiar, lo cual está comprobado científicamente sí tiene un efecto positivo para el proceso de Cómo estudiar para un examen.

Muy de la mano al aspecto anterior, también debes tener en cuenta el anular otros distractores.

Por ejemplo, si estas estudiando en tu PC, cierra las ventanas que te distraen. Cierra la página de Facebook y la de tu correo electrónico.

Si te llama mucho la curiosidad, dale un vistazo a esas páginas antes de empezar a estudiar y al cerrarlas ten en claro que no las volverás a abrir.

Pausas activas

Otro consejo de alto valor frente al Cómo estudiar para un examen radica en el modo en que el tiempo que invertimos para estudiar nos afecta de manera indiscreta.

Tu cuerpo acumula cierta tensión dada la posición en la que te encuentras, el cansancio mental que supone leer va agotando tu vista y tu respiración pasa al modo automático.

Todas esas condiciones pueden ser despejadas a través de las pausas activas.

¿En qué consisten? Simple: levántate de tu puesto y siente como al estirar tu cuerpo tus músculos se relajan.

Tómate un vaso de agua y presta atención al modo en que el aire llega a tus pulmones.

Realiza algunos estiramientos adicionales, hasta que sientas que tu energía ha sido reiniciada.

Con esa nueva actitud vuelve a tus libros o a la pantalla de tu PC.

Sumergirse en el tema y preguntar

A partir de este punto, los consejos sobre Cómo estudiar para un examen tendrán un enfoque mucho más práctico.

Es probable que hayas percibido que los cuatro anteriores tips solo se centraban en la preparación técnica para asumir el proceso de estudiar, en cómo aportar a través de tu actitud y respetando tu horario de estudio.

Por eso, resulta necesario que a medida que vas estudiando los contenidos del tema que será evaluado, permitas que tu mente se llene de preguntas.

Mantén una actitud abierta a las preguntas, ya que eso denota que tu mente ha empezado a interesarse en el tema y desea dominarlo profundamente.

Te vas a dar cuenta que a medida que continúas con la lectura, tu mente siente una enorme satisfacción cuando percibes la respuesta.

En el caso de que el libro no resuelva la duda, entonces opta por consultarlas a través de Internet.

Si aun no consigues respuesta (lo cual sería muy raro), deja entonces la duda para tu profesor, quien sabrá valorar el que no hayas podido solucionarla.

Fichas de estudio

Cuando se habla de fichas de estudio, muchas personas piensan en automático en los pequeños papelitos con información que un alumno utiliza para mantenerlos ocultos a la vista del profesor.

En España se denominan como Chuletas, en México y El Salvador le dan el nombre de Acordeón, mientras que en Colombia se consideran como Pastel.

Las fichas de estudio en cierta medida representan lo mismo.

Se trata de condensar toda la información importante en un papel de dimensiones pequeñas, de modo que puedas recordar con mayor exactitud los datos más importantes.

Sobre este tip referente a Cómo estudiar para un examen hay que destacar también que el proceso de escribir o reescribir, siempre permite que tu mente archive con mayor facilidad una idea extraída de un texto.

A medida que escribes, este acto mismo, genera reacciones neuronales en tu cerebro, permitiendo que los datos se graben con mayor facilidad en tu memoria.

Subrayar ideas

Otra opción interesante a tener en cuenta es el tomar el texto y leerlo con calma, mientras vas subrayando con colores o marcadores las ideas que más te llama la atención.

El hecho de usar colores, logra un efecto similar al tener que reescribir.

La línea trazada bajo la frase, es percibida profundamente por tu cerebro asociando el contenido en tu memoria.

Al tener un texto repleto de colores, en el momento de la relectura final, tu mente asociará muy bien como cada una de esas ideas se estructura en una sola.

Cómo estudiar para un examen, siguiendo este consejo, ofrece un nivel de aprendizaje sólido y avanzado.

Mapas mentales

como-estudiar2.jpg

Muy de la mano al punto anterior, se encuentra el hecho de utilizar mapas mentales.

Se trata de un tipo de recurso muy educativo que te permite profundizar sobre los temas mientras relacionas cada una de las ideas de un texto.

Es un ejercicio muy divertido donde el aprendizaje se complementa con imágenes y conectores de colores, que precisamente vuelven a darle a tu cerebro una razón extra para que cada concepto entre con mayor facilidad en tu memoria.

El truco sobre cómo realizar mapas mentales recae simplemente en el uso de dibujos y líneas de colores que conecten las ideas.

Por ejemplo, si tu tema tiene que ver con la paz al final de la Segunda Guerra Mundial, empieza por dibujar una bonita palomita con su ramita de olivo.

Cuando vayas a hablar sobre un país, utiliza la respectiva bandera de dicha nación. Luego traza una línea de color hacia una idea y escríbela de la manera más resumida.

Eso es todo. Esa es la magia de Cómo estudiar para un examen con mapas mentales.

Mapas conceptuales

Y por supuesto, si hacemos referencia a los mapas mentales, resulta imprescindible hacer lo mismo con los mapas conceptuales. En los mapas conceptuales ocurre algo distinto.

Si ya tienes las ideas subrayadas te será mucho más fácil realizarlo, porque la idea simplemente consiste en integrarlas de una manera lógica y ordenada, enfocándolas hacia un fin.

Para ello se utilizan pequeños cajones de texto donde se sintetiza cada idea principal. Luego solo tienes que ramificarlas e integrarlas como si se tratará de un árbol, partiendo desde la copa de éste mismo y llegando hasta el extremo más profundo de la raíz.

Al tener un mapa conceptual a la mano, obtienes toda una carta de navegación sobre el contenido del tema.

En el caso de las matemáticas, si realizas un mapa conceptual del proceso de la ecuación más difícil que tuviste que realizar, ten por seguro que al repasarlo en tu mente se diagramará dicho método.

De ese modo, te será facilísimo recordar los aspectos claves del tema.

Curso Online Para Aprender A Estudiar Para Un Examen

como-estudiar3.jpg

Ahora bien, si sientes que deseas una formación mucho más intensa para estudiar un examen y reformar para siempre tu modo de aprendizaje, lo más correcto será recibir la formación de un curso de la plataforma Udemy.

En la siguiente dirección podrás encontrar el mejor curso para que puedas recibir una formación profunda y seria. Curso Online Métodos de Estudio

Este curso ha sido pensado por Roberto Nova, un administrador de empresas, quien tiene una formación en marketing online y comercio electrónico.

Lo que más destaca sobre su formación es que conoce profundamente las técnicas de la programación neurolingüística, razón por la que ostenta un título en Certificación PNL Anthony Robbins.

Ventajas de estudiar este curso

Al tratarse de un curso pensado por un experto en PNL (Programación Neuro-Lingüística), Roberto Nova enfoca el proceso de Cómo estudiar para un examen desde la motivación.

Es decir, piensa ante todo en que el mayor secreto para estimular tu aprendizaje se encuentra en la actitud, en la entrega de querer estudiar, tal como se indicó al inicio de este artículo.

Curso Online Métodos de Estudio

Frente todo el aprendizaje que obtendrás respecto a Cómo estudiar para un examen, Roberto Nova te garantiza las siguientes ventajas:

  • Aprender a automotivar profundamente para potenciar tu aprendizaje.
  • Entender el ciclo natural de la motivación humana para así multiplicar tu energía de aprendizaje.
  • Permitir que esta motivación se mantenga durante el proceso de aprendizaje.
  • Aceptar que estudiar no tiene porque ser una carga, sino algo que realmente te brinda liberación y placer.
  • Lograr establecer metas, tanto a corto como a largo plazo, para que el aprendizaje sea más interesante y profundo.

El Curso Online se centra en un total de 8 clases, que son presentadas en un total de una hora y media de videos bajo demanda.

Roberto Nova te garantiza además que podrás ver reflejada toda la formación en tus resultados académicos, fortaleciendo el aprendizaje de con técnicas únicas de estudio.

¿Quieres recibir información como esta en tu correo electrónico? ¡Suscríbete!

¿Quieres conocer las 50 mejores convocatorias de becas internacionales? Descubre la guía Becados que hara realidad tu sueño de obtener una beca para estudiar en el extrajero. Para obtenerla, ingresa aquí.