Compras, ventas, lecturas, descargas, aplicaciones; podemos adquirir cualquier cosa desde internet, sólo basta con entrar al buscador, tipear lo que necesitamos y nos aparecerán miles de opciones de páginas web ofreciéndonos lo que pedimos.

Que tire la primera piedra quién no haya visitado nunca una página web. Toda nuestra vida se encuentra atravesada por Internet. Seguramente, no podemos ni imaginarnos una vida sin esta tecnología.

Ya sea como usuario para adquirir algo, como dueño para conseguir más clientes, o como programador o diseñador como fuente de trabajo, las razones para incursionar en estos espacios son variadas. La educación no queda fuera y cada vez vemos más las opciones de capacitación como algún curso de diseño web online o de programación.

El inicio del futuro

¿Somos conscientes de cuando fue la primera vez que ingresamos en una página web? Sin irnos muy atrás en el tiempo, no puede haber sido antes de 1994. Y eso, si éramos de los afortunados que podíamos acceder a las primeras conexiones de internet del país.

Junio de 1994, fue el mes más importante para la historia del internet colombiano. Se creó Interred-Cetcol, la Red Nacional de Ciencia Educación y Tecnología, que permitió, y aún hoy permite, la interconexión entre Universidades y centros de Investigación.

La historia de las páginas web tiene menos de 30 años de vida. Pero avanza a pasos agigantados. Partiendo de propuestas netamente comunicativas, sin dinamismo, gráficos y colores limitados, hasta lo que son hoy en día, una competencia por la agilidad, entretenimiento y usabilidad.

Hoy, cada sitio puede combinar diferentes lenguajes programáticos como HTML, JavaScript, PFP, CSS, Flash, XML, y ASP. Además, deben adaptarse a diferentes dispositivos, algo que era impensado hace unos años atrás. Una página web tiene que ser accesible tanto para móviles, ordenadores, tabletas o cualquier otro aparato con posibilidad de navegación.

Salida laboral asegurada

El diseño web es una de las carreras más solicitadas de los últimos tiempos. Y, viendo el crecimiento de la utilización de estos espacios, esta tendencia no hará más que seguir aumentando.

Los rubros que la requieren son muchos y muy variados. Ya sean empresas, instituciones o hasta personas físicas, todos podemos tener una web. Se convirtieron en los mostradores de nuestros servicios o productos.

Con la alta demanda de estos profesionales, las remuneraciones económicas son muy buenas. Las empresas se disputan por el mejor diseñador ofreciendo muy buenos contratos para que se inclinen por el mejor postor.

Es una profesión que está en continuo cambio. Internet avanza a velocidad desmesurada, y sus especialistas deben adaptarse. Por eso, es ideal para mentes creativas que están buscando continuamente la innovación.

Los diseñadores web debemos ser capaces de, a partir de una idea creativa, un boceto, lograr idear un espacio de navegación sencillo y ágil. La usabilidad de la página para quien la visite, es el punto más importante que tenemos que tener en cuenta.

Una carrera para algunas mentes

como-crear-una-pagina-web-3

Si bien el buen sueldo y la muy amplia salida laboral son un anzuelo tentador, esta carrera no es para cualquiera. Dependiendo de la demanda y de cómo organicemos el tiempo laboral, puede demandarnos muchas horas extras de trabajo.

Tenemos que tener conocimiento sobre otras áreas. Por ejemplo: si bien, no se trabaja directamente con el armado del sitio, necesitamos entender de programación. También nos obliga a mantenernos siempre al tanto de los cambios y actualizaciones de Internet, estar siempre a la vanguardia.

Otro problema es que, al no existir una carrera universitaria específica, las capacitaciones son cortas y muchas personas acceden a ellas buscando una salida laboral rápida y rentable. Esto hace que la competencia vaya creciendo cada vez a pasos más agigantados.

De todas formas, el diseño web es una profesión que llegó para quedarse, y de las más requeridas del mercado laboral. Totalmente apta para mentes creativas, promete ser una profesión que no nos dejará aburrirnos y nos abrirá muchas puertas. Así que no perdamos tiempo, el diseño web también puede ser nuestro futuro.

¿Quieres recibir información como esta en tu correo electrónico? ¡Suscríbete!

¿Sabías que puedes generar ingresos en estos días desde tu casa respondiendo encuestas? Descubre cómo hacerlo ingresando aquí.